Cultivando Diversidad

 
 

COMPROMISO DE RIO BRANCO

Nosotros, más de 100 representantes de organizaciones campesinas, pescadoras, indígenas, extractivistas, de artesanos y ONGs provenientes de 32 países, reunidos en Río Branco, Acre, Brasil, en el Taller Internacional “Cultivando Diversidad” del9 al 19 de mayo de 2002, decidimos afirmar lo siguiente:

  • Considerando que la biodiversidad es una herencia invaluable que está siendo destruida a un ritmo sin precedentes.
  • Recordando que los modelos dominantes de desarrollo, orientados por la liberalización de la economía y el control corporativo, son la principal causa del deterioro de la diversidad biológica, refuerzan las inequidades sociales en todo el mundo y minan la soberanía de los estados nación que deben cuidar de sus propios habitantes.
  • Conscientes y orgullosos del papel fundamental de las comunidades locales y de su conocimiento tradicional en la conservación y manejo de la diversidad biológica en el pasado, en el presente y en el futuro.
  • Estando al tanto de que las cada vez más poderosas empresas multinacionales se hacen todavía más ricas y más poderosas al asegurarse patentes y otros derechos de propiedad intelectual sobre nuestros recursos biológicos.
  • Conociendo también de que la mayoría de los agricultores en el mundo son mujeres y que ellas forman el grupo más vulnerable a los efectos de la destrucción de la biodiversidad y de su sustento.
  • Considerando que la biodiversidad en muchas de nuestras comunidades se encuentra intrínsecamente relacionada—y es parte integrante de—nuestras culturas, nuestras religiones y nuestra espiritualidad y, por lo tanto no puede ser tratada como una simple mercancía que puede ser comprada, vendida y desperdiciada.

DECLARAMOS:

  • Que las comunidades locales y los pueblos indígenas son los custodios de la biodiversidad y que ellos tienen el derecho inalienable y la responsabilidad de continuar manejando, salvando, intercambiando y desarrollando la biodiversidad bajo su custodia encima de cualquier interés comercial.
  • Igualmente, consideramos a la seguridad alimentaria, es decir, el derecho de los pueblos a la alimentación suficiente y sana en cualquier tiempo, como un principio central que no debiera ser sujeto a otros intereses y consideraciones.
  • Rechazamos el actual empuje hacia la globalización que está siendo direccionando predominantemente por los intereses comerciales que minan nuestra cultura y nuestra capacidad para sostener y controlar nuestro sustento diario
  • Rechazamos los modelos de desarrollo pasados de moda que destruyen la biodiversidad y los medios de vida de las comunidades locales, tales como los proyectos de grandes represas, de minería indiscriminada, y la explotación petrolera y la extracción maderera destructiva
  • La inestabilidad política y la guerra en muchas regiones del mundo, son algunas de las principales causas de la destrucción de la biodiversidad en vista de que desarraigan a los pueblos, matan a la gente y destruyen el conocimiento local y las costumbres. Los causantes de la mayor parte de esta inestabilidad y de estas guerras, son intereses extraños a estas las comunidades.
  • Rechazamos los paquetes tecnológicos de la Revolución Verde y tecnologías similares que se nos están imponiendo, incluyendo las semillas híbridas, los fertilizantes químicos, los pesticidas y las formas inapropiadas de mecanización
  • Declaramos especialmente nuestra frontal oposición a los organismos genéticamente modificados (OGMs) ya que es una amenaza para nuestra agricultura, nuestros animales, nuestra salud y para nuestro medio ambiente.
  • Rechazamos la biopiratería y el patentamiento de nuestros productos y del conocimiento ya que esto va en contra de la diversidad biológica y la identidad cultural. Objetamos especialmente el patentamiento sobre formas de vida.
  • Rechazamos la privatización de los recursos acuáticos porque son un bien público, una propiedad colectiva y fuente de toda la vida.
  • Llamamos la atención hacia el vaciamiento y la polución de los recursos acuáticos causado por la pesca industrial y otros intereses comerciales que minan el sustento de las comunidades pesqueras locales...
  • Queremos hacer notar también que los bosques del mundo y de todos sus habitantes son sistemas vivos y una parte inherente de la vida en el mundo. A pesar de esto, estos bosques están siendo talados por los intereses comerciales destruyendo así enormes cantidades de biodiversidad y minando nuestras mínimas posibilidades de sobrevivencia.
  • Reconocemos especialmente la importancia de los bosques sagrados en las costumbres, creencias y sustento de vida de muchas comunidades locales, y consideramos que ellos forman santuarios importantes para la biodiversidad.
  • Denunciamos que la tierra sea cada vez más sacada de la mano de los pequeños agricultores y que la producción de alimentos termine en las manos de los grandes propietarios y utilizada para la producción de exportación. Esta es una de las mayores causas de la destrucción de la biodiversidad agrícola y demandamos la efectiva implementación de las reformas agrarias que devuelvan la tierra en manos de los pequeños agricultores para la producción de alimento.
  • Reconocemos especialmente los derechos de los pueblos indígenas a sus territorios y demandamos la implementación inmediata del Convenio 169 de la Organización Mundial del Trabajo sobre los derechos de los pueblos indígenas.

PROPONEMOS

  • Que la producción basada en la biodiversidad y en sistemas integrados bajo el control de las comunidades locales, sea adoptado y promovido como el principal modo de producción agrícola.
  • Estos sistemas debieran garantizar, tanto como sea posible, el control de las comunidades locales sobre la producción, el procesamiento y la comercialización de la agricultura y de los productos extractivistas.
  • Que nuestros gobiernos tengan como responsabilidad central el desarrollo e implementación de políticas, legislación e investigación para llegar a esa meta. Para que suceda lo anterior, las investigaciones actuales deben ser redireccionadas hacia una propuesta holística del desarrollo, la promoción del control local sobre los recursos y la participación activa de las comunidades en la toma de decisiones.
  • La investigación debiera estar basada en los problemas que enfrentan los agricultores y las comunidades locales, y debiera considerar y respetar su conocimiento. Los científicos deben ser responsables de las consecuencias que producen las aplicaciones prácticas de la ciencia.
  • La preocupación por la seguridad alimentaria y el medio ambiente debiera tener preeminencia sobre los intereses del comercio internacional. La Organización Mundial del Comercio no es el lugar para decidir sobre estos temas. Tampoco debieran los tratados comerciales bilaterales afectar el manejo local de la biodiversidad.
  • Exigimos a nuestros gobiernos que aseguren un medio ambiente libre de OGMs en nuestros países y en nuestros sistemas agrícolas, y que apoyen nuestros esfuerzos por incrementar la conciencia entre agricultores y consumidores sobre el impacto real y potencial de los OGMs en el medio ambiente y la salud humana.
  • También solicitamos una total prohibición sobre el patentamiento de formas de vida y el uso de cualquier forma de derechos de propiedad intelectual sobre la biodiversidad y el conocimiento tradicional. Quisiéramos ver reforzados los Derechos de los Agricultores y de las Comunidades en los acuerdos internacionales relevantes y en el nivel nacional asegurando que los agricultores y las comunidades locales puedan continuar guardando, intercambiando y desarrollando la biodiversidad.
  • Demandamos que nuestro sistema de educación sea reorientado y suficientemente financiada para enseñar a nuestros niños el entendimiento de y el respeto por el conocimiento indígena y por el manejo local de la biodiversidad.
  • Las actuales instituciones de investigación agrícola – nacionales e internacionales – debieran ser radicalmente reestructuradas y reorientadas para promover y apoyar la agricultora basada en la biodiversidad más que minarla. Concebimos la investigación basada localmente y orientada por los agricultores – en asociación con los científicos cuando sea necesaria – como la mejor manera de llevar acabo tal investigación.
  • Igualmente, las prácticas destructivas actuales y las políticas en los campos de la pesca y el manejo forestal, deben ser paradas y reorientadas hacia el manejo sustentable de los bosques de la tierra y de las poblaciones de peces.
  • Los sitios sagrados debieran ser respetados y protegidos por acuerdos internacionales, la legislación nacional y ser tomados en cuenta en las políticas nacionales y regionales de desarrollo.
  • Abordar, con acciones y políticas, los problemas que enfrentan las mujeres en diferentes partes del mundo, relacionados a la discriminación de género. Los temas de género debieran ser incluidos en todos los programas educacionales y de desarrollo y ser discutidos tanto por hombres como por mujeres.


NOS COMPROMETEMOS A:

  • Ejecutar en nuestras comunidades y organizaciones la diversificación de los cultivos y promover activamente sistemas integrados de agricultura basados en la biodiversidad. Debiera promoverse el uso de variedades locales y tradicionales.
  • Hacer presión política para promover políticas públicas que tengan en cuenta los intereses de los pequeños agricultores y tengan como punto central la promoción de la biodiversidad.
  • Aumentar nuestros esfuerzos y campañas para parar el patentamiento de formas de vida y luchar por un medio ambiente libre de OGMs en nuestros países.
  • Proteger y enriquecer nuestro conocimiento local y organizar el intercambio local de semillas..
  • Fortalecer el papel de las mujeres en la conservación de la biodiversidad agrícola y sus organizaciones a todos los niveles.
  • Organizar movimientos populares. Con poco apoyo de los gobiernos o sin él, son necesarias las iniciativas de base para proteger la biodiversidad.
  • Establecer un intercambio efectivo y flujo de información entre nosotros para coordinar acciones futuras y campañas en contra de las amenazas de la biodiversidad.
  • Presionar a los gobiernos y agencias de ayuda para reorientar sus programas de manera que no interfieran con las iniciativas locales de conservación y manejo de los recursos.
  • Pensar globalmente y actuar localmente.

Enriquecidos y cargados de eenergía por nuestras luchas individuales y colectivas por el manejo local de la biodiversidad agrícola, nos comprometemos en esta compromiso por la conservación y el uso sustentable de la biodiversidad agrícola. En esto, nos prometemos unos a otros ser generosos como la tierra, claros como el agua, fuertes como el viento y tan lejos y tan cerca como el sol.

Y antes de que regresemos a nuestros países como prueba de nuestra promesa, hoy en el espíritu de la amistad, intercambiamos vida – intercambiamos nuestras semillas de conocimiento y sabiduría que han sido transferidas de generación en generación

Acordado en Río Branco, el 19 de mayo de 2002

   
{short description of image}

<< TALLER HOME